×

Advertencia

JUser: :_load: No se ha podido cargar al usuario con 'ID': 569

Cerca de 22 horas duró la parada y veneración en honor a Virgen de la Candelaria

Cerca de 22 horas duró la parada y veneración en honor a Virgen de la Candelaria Fuente: Andina

La parada y veneración en honor a la Virgen de la Candelaria 2017, duró 21 horas con 30 minutos y rebasó las expectativas del desarrollo de la fiesta religiosa de Puno, informó la presidenta de la Federación Regional de Flklore y Cultura de Puno, Yeny Silva Quispe.

El pasacalle del culto a la santa patrona de Puno, inició ayer a las 07:00 horas y culminó esta madrugada, a las 04:30 horas. “No hay duda, la fiesta creció en número de danzarines y alargó el tiempo de recorrido de los conjuntos de trajes de luces”, apuntó Silva Quispe sobre el desarrollo de la mayor fiesta de Puno.

Los 79 conjuntos de trajes de luces que participaron en colorido pasacalle, iniciaron su recorrido desde la avenida La Costanera cerca de las orillas del lago Titicaca, continuando por el jirón Lampa, avenida La Torre, jirón Deza y llegar hasta la plaza Manuel Pino, donde se encuentra el santuario de la Virgen de la Candelaria.

Desde que la Unesco declaró como Patrimonio Cultural e Inmaterial de la Humanidad, la fiesta creció considerablemente en número de danzarines en los conjuntos y el número de visitantes nacionales y extranjeros, que no solamente disfrutan de la fiesta sino bailan.

Se divisó un profundo fervor religioso de parte de los danzantes “lo hacemos por la devoción a la virgen y pedimos que nos derrame muchas bendiciones”, indicó Carlos Quispe, un danzante de morenada que llegó con las justas hasta el atrio del santuario de la Virgen de Candelaria, y ponerse de rodillas ante la santa patrona de Puno, se persignó y continúo bailando.

Lo mismo hizo el resto de miles de danzantes de kullahuadas, caporales, diabladas, llameradas y sicuris, por su paso por el atrio del Santuario de la Virgen de la Candelaria, con la consigna de volver el próximo año.

Los miles de devotos mostraron su fe a la virgen bailando y cantando, es el ritual de la devoción y expresión cultural de los puneños. El culto a la Virgen de la Candelaria, se remonta a la época del virreinato.

De esta manera, en Puno se vive el color y el fervor religioso de la fiesta de la Candelaria, declarada por la Unesco como patrimonio Cultural e Inmaterial de la Humanidad.

Modificado por última vez en %AM, %15 %109 %2017 %01:%Feb

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el Código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.

 
Desarrollado porPUEDESPERÚ