Ronderos de Carabaya castigan a presunto violador de niña de 7 años

Este miércoles, las rondas campesinas de Macusani, capital de la provincia de Carabaya en Puno decidieron tomar justicia con sus propias manos y dar tremenda lección al padrastro y la madre de la víctima. Tras castigar publicamente al hombre, a ambos los pasearon con carteles por la ciudad.

Los pobladores realizaron la captura de Mario Jesús Calcina, sospechoso del delito de violación sexual en contra de una menor de 7 años. Las investigaciones señalan que aprovechó la cercanía con la víctima pues es su padrastro. 

Padrastro y madre de la víctima fueron llevados hasta la plaza de Macusani al frontis del Ministerio Público, mientras la población enardecida despojó a Calcina de sus prendas y lo obligaron a portar un cartel que decía “soy violador sexual de niñas de 7 años, por 8 veces”. En tanto, la madre de la menor tenía un cartel que decía “yo soy cómplice del violador”.

La madre de la menor fue rodeada por los comuneros y al ser cuestionada rompió en llanto. Contó que su hija le confesó que su padrastro le tocaba sus partes íntimas cuando ella salía de casa. 

El presunto caso de violación fue denunciado en el mes de julio por la misma madre; sin embargo, el examen del médico legista dio negativo. No obstante, en medio del castigo, el padrastro confesó que sí le realizó tocamientos indebidos a la pequeña.

Varios de los pobladores entre gritos solicitaron a las autoridades del Ministerio Público resolver el caso lo más pronto posible. En tanto, fiscal de turno trató de calmar y persuadir a los pobladores, pero no pudo lograrlo. Hasta el momento padrastro y madre continúan en manos de los ronderos campesinos. (La República)

Modificado por última vez en %AM, %03 %247 %2018 %04:%Oct

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el Código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.

 
Desarrollado porPUEDESPERÚ